El mal periodismo

MariaM

A la profesión periodística le han salido muchos competidores con la proliferación de las redes sociales y blogs  personales. Todos opinan, critican, interpretan, y eso está bien, pero ocurre que se confunde la libertad de expresión con los ataques directos, críticas sin razonar, sólo porque sí, sin ninguna ética profesional porque no son profesionales.

¡Qué tiempos aquellos! Las 5 W, la pirámide  invertida,  la exposición inductiva  deductiva, los modelos de estructuras de periodistas insignes en quienes nos fijábamos, a los que admirábamos y cuyos artículos eran nuestros referentes; que respetaban las normas a seguir, sin que se notasen las costuras, o sea, de cuando introducían los párrafos que hacían avanzar, el artículo, el editorial, la crónica, el reportaje de citas action story, quote story,  follow up story, etc. etc. A la teoría y práctica se unían los consejos de ética y deontología profesional, con casos de situaciones imposibles, de cómo la discreción y el tacto son esenciales, de cómo era necesario que el entrevistado se sintiese cómodo, manejando adecuadamente la grabadora. Es imposible simplificar en unas líneas los cinco años de carrera, más los cursos del tercer ciclo, más la especialidad.

Sigue leyendo

Carta a mi mejor amigo…un año después!

Vanessa

Querido amigo…

Hoy se cumple el primer aniversario de tu muerte y necesitaba escribirte, como ya hice al día siguiente de tu fallecimiento, para hacerte mi pequeño homenaje a tu buen hacer…

Hace ya un año que una enfermedad me privó de seguir compartiendo mi vida contigo. El día 14 de febrero, día de los enamorados, mientras muchos pasaban en pareja un día bonito yo solo recordaba que fue el fatídico día en el que me comunicaron lo malito que estabas…tan solo 9 días después, te perdí para siempre en vida, aunque en mi corazón sigas vivo… Sigue leyendo

Carta abierta a Concha Velasco

Carlos Velasco

Querida y admirada Concha. Acabo de enterarme por distintos medios de comunicación de que has sido premiada este año con el GOYA HONORÍFICO. Pues… ¡qué bien! Me he llevado una gran alegría, de verdad. Aunque también es verdad que se me ha escapado para dentro un…¡ya era hora! Es cierto. Pero no importa. Sé que te has alegrado muchísimo. Lo mismo que tus hijos, ¿a que sí? Y hasta habrá habido unanimidad en el mundo del cine, el teatro, la radio y la televisión. Porque, Concha, no te has echado para atrás nunca, te has atrevido con todo. Enhorabuena. Lo dicho, me alegro por ese GOYA tan merecido y celébralo con tus hijos y con toda la familia que tanto te quiere. Yo también lo he celebrado y te aseguro que esta vez sí que estaré atento a la hora de la entrega de premios. ¡Faltaría más!

Concha Velasco Goyar Honorifico

Sigue leyendo

Cruz Roja Española forma en Primeros Auxilios a periodistas

Vanessa

Cruz Roja Española impartió un taller de Primeros Auxilios para periodistas en conflictos bélicos y actos públicos con el fin de formar a estos profesionales y enseñarles a enfrentarse, asumir y ayudar en las catástrofes y accidentes que, por su profesión, deben cubrir.

Menos del 6% de los ciudadanos europeos están formados en primeros auxilios cuando se podrían evitar hasta un 50% de las muertes tras un accidente si este porcentaje fuese más elevado puesto que los cinco minutos posteriores al accidente son vitales.

La principal causa de muerte tras un accidente es la obstrucción de las vias respiratorias por lo que la posibilidad de supervivencia del accidentado disminuye un 4% por cada minuto que se retrase el realizarle la reanimación cardio pulmonar (RCP).

El taller estuvo dividido en dos partes: Sigue leyendo

Carta a mi mejor amigo

Vanessa

Querido Amigo:

Ayer quise escribirte pero no tenía fuerzas suficientes para hacerlo…

Solo puedo comenzar diciéndote lo siento y pidiéndote perdón. Perdón por no haberme dado cuenta antes de que estabas enfermo. Perdón por no haberte cuidado desde el minuto uno hasta el último y haber compartido tus cuidados con otras personas. Perdón por no haberte dado más cariño del que, sin duda, te he dado. Perdón por haberme apoyado en ti cada vez que tenía un problema sin pensar en los tuyos. Perdón por no haber luchado durante más tiempo pero, haberlo hecho habría sido alargar tu sufrimiento para obtener peor fin y tenerte a mi lado de forma egoista tan solo unas horas más. Y perdón, sobre todo, por no haber estado a tu lado en tu último suspiro, no habría podido soportarlo.

Debo agradecerte muchísimas cosas. Gracias por tu compañía, tu apoyo Sigue leyendo